Washington. La Casa Blanca dijo el lunes que las relaciones entre Estados Unidos y China estaban en "buena forma" aunque reconoció algunas diferencias entre los dos países.

"Tenemos una relación madura con China", dijo Jeff Bader, asesor del presidente Barack Obama respecto a las relaciones con Pekín, ante la prensa en una conferencia previa a un próximo viaje del presidente al Pacífico Sur. "Pero no describiría una relación de tensión".

Bader habló en momentos que Obama enfrenta una creciente presión del Congreso para tomar una postura firme ante China por sus prácticas cambiarias, un día después que el primer ministro chino, Wen Jiabao, descartó las acusaciones de que Pekín esté devaluando su divisa para obtener ventaja comercial.

Bader declinó comentar las declaraciones de Wen respecto a temas cambiarios.