"Estados Unidos ha comenzado ya a ejecutar acciones para presionar a Venezuela con el fin de impedir que ese país acoja al ex empleado de la inteligencia estadounidense Edward Snowden. Washington procedió la semana pasada a revocar los visados de entrada a EE.UU. de altos cargos del gobierno venezolano y empresarios vinculados con el chavismo", señala el portal del diario abc.es.

Señala la nota que Kerry llamó a Jaua el viernes por la noche, horas después de que Snowden hiciera público un comunicado en el que aceptaba el asilo político ofrecido por Venezuela, aunque expresaba su imposibilidad momentánea de trasladarse a ese país.

"Con un lenguaje duro, según describen fuentes conocedoras de la conversación, Kerry trasladó a Jaua la extrema importancia que EE.UU. otorga a este asunto y advirtió que a ningún avión venezolano que se sospeche que pueda transportar a Snowden se le permitirá sobrevolar el espacio aéreo de EE.UU. o de cualquier país de la OTAN", agrega el diario.

Kerry dio a entender que si Snowden fuera en el avión presidencial de Nicolás Maduro no se repetiría lo sucedido con el presidente de Bolivia, Evo Morales, tras el conflicto diplomático generado, pero para ello tendría que ir Maduro personalmente a buscarle. "La inmunidad no es del avión, sino del presidente", aseguran las fuentes que precisó Kerry.

Según el diario ABC, de acuerdo a las fuentes consultadas como posibles acciones mencionaron la materialización de las imputaciones contra destacados dirigentes chavistas que desde hace tiempo Washington está preparando por estar involcrados en el tráfico de drogas, lavado de dinero y otras acciones criminales.