Washington, Xinhua.  La Casa Blanca dijo este jueves que está "extremadamente decepcionada" debido a que Rusia concedió asilo al ex contratista fugitivo de la inteligencia estadounidense, Edward Snowden, y dijo que Washington está evaluando una cumbre presidencial planeada para septiembre.

"Estamos extremadamente decepcionados por el hecho de que el gobierno ruso haya tomado esta medida, a pesar de nuestras muy legítimas y claras peticiones, expresadas en público y en privado, para lograr que el Sr. Snowden fuera expulsado a Estados Unidos para enfrentar los cargos en su contra", dijo el vocero Jay Carney durante la sesión informativa diaria.

"Esta acción del gobierno ruso mina un largo historial de cooperación en la aplicación de la ley, cooperación que mejoró recientemente luego de los ataques con bomba en del Maratón de Boston" del 15 de abril, agregó Carney.

Snowden, varado en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremetyevo en Moscú desde su llegada el 23 de junio, se fue hoy por la mañana a un lugar seguro en Rusia luego de que el Servicio Federal de Migración de Rusia le concedió asilo temporal durante un año.

Al ex contratista de 30 años de edad de la agencia de espionaje estadounidense se le derogó el pasaporte y se le acusó de espionaje, robo y comunicación no autorizada de información de inteligencia y defensa nacional, luego de revelar a principios de junio los programas de vigilancia masiva telefónica y de Internet de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos.

"El Sr. Snowden no es un soplón", observó Carney. "Snowden está acusado de filtrar información clasificada, ha sido acusado de tres delitos graves y debe regresar a Estados Unidos lo más pronto posible, en donde se le concederán los debidos procesos y protecciones".

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, envió hace unos días una carta a las autoridades rusas en la que promete que no se buscará la pena de muerte para Snowden y que tampoco será torturado.

La negativa de Moscú para ceder a la demanda de Washington de regresar a Snowden generó tensiones en las relaciones bilaterales y la Casa Blanca se ha negado a hablar sobre la cumbre planeada entre el presidente Barack Obama y su homólogo ruso Vladimir Putin cuando Obama viaje en septiembre a Rusia para asistir a la reunión del Grupo de los 20 (G20) en San Petersburgo.

"No tengo hoy ningún anuncio para ustedes sobre el programa, pero obviamente este no es un acontecimiento positivo", dijo Carney. "Y tenemos una amplia gama de intereses con los rusos y estamos evaluando la utilidad de la cumbre".

Pero Carney dijo que la relación entre Estados Unidos y Rusia está basada en el "realismo" y que el reinicio de Obama de las relaciones bilaterales durante su primer período generó "beneficios positivos" para Estados Unidos, incluyendo la cooperación de Rusia en cuanto a Afganistán e Irán y la firma de un nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas.