Un manifestante egipcio fue baleado de muerte al intentar frenar un tanque, parándose delante del vehículo militar. Su fallecimiento fue filmado y su imagen recorrió el mundo en el marco de los violentos enfrentamientos que se dan en ese país.

La actitud del partidario islamista hizo recordar al "rebelde desconocido" de Tiananmen, quien en 1989 se paró delante de una fila de tanques y logró detenerlos.

El "hombre del tanque" chino protagonizó varias fotos y vídeos tomados en la Avenida Changan, la principal de Pekín, el 5 de junio de 1989, un día después de que el ejército desalojara la plaza de Tiananmen y otras zonas de la capital con manifestantes acampados, un suceso que causó la muerte de un número nunca desvelado de estudiantes (cientos o incluso miles, según la disidencia).

Pero el activista egipcio no corrió con la misma suerte. Llegó con un grupo de manifestantes y el solo quedó frente a uno de los tanques. Se paró, levantó sus brazos y desde el vehículo se le disparó.

El hecho ocurrió en la ciudad egipcia de Ismailía y tuvo como resultado el fallecimiento del hombre abatido. Por su parte, los tanques continuaron con su rumbo.

Las imágenes fueron captadas el “viernes de irá” llevado a cabo la semana pasada en distintos puntos de Egipto, informó La Nación. El canal de televisión local Al Quds registró el hecho y fue reproducido mundialmente.