Montevideo, Xinhua. Un 46% de los uruguayos respalda la ley de aborto que rige desde 2012, reveló este viernes una encuesta de Cifra en vísperas de una consulta popular para definir la convocatoria a un referéndum para derogarla.

Según el sondeo, 38% rechaza la norma que habilita la interrupción voluntaria del embarazo en las 12 semanas de gestación y el 16% no emite opinión.

A fines de abril, 44% se declaraba a favor de la ley y 46% en contra, recuerda la consultora.

El 23 de junio se realizará una consulta popular voluntaria donde los detractores de la ley deben recoger la adhesión del 25% del cuerpo electoral para convocar a un referéndum de derogación.

A la pregunta de si votará en esa consulta voluntaria, el 45% adelantó que no lo hará, el 40% que "seguramente" sufragará y el 11% que "probablemente" lo haga. El análisis de Cifra señala que en convocatorias de voto no obligatorio "la experiencia enseña que los que efectivamente votan son un número bastante menor, tal vez no más de la mitad". Añade que "No se puede afirmar con certeza lo que ocurrirá el domingo 23. La historia (no exactamente aplicable a este caso) sugiere que no se alcanzaría el 25 por ciento necesario, pero podría haber sorpresas".

La ley de aborto es una iniciativa de la coalición de izquierda gobernante Frente Amplio (FA) y encuentra sus mayores críticas en la oposición, algunos de cuyos dirigentes recolectaron firmas para la consulta voluntaria.

Pero el primer presidente del FA, Tabaré Vázquez (2005-2010), vetó en 2008 una ley de aborto por razones jurídicas y científicas y ha expresado su oposición a la norma aprobada el año pasado.

El presidente José Mujica se ha declarado partidario de la norma. Uruguay se convirtió en 2012 en el segundo país de América Latina después de Cuba en aceptar la interrupción del embarazo por sola voluntad de la mujer en las 12 semanas de gestación.

La ley admite el aborto en ese plazo siempre que realice una consulta con un equipo interdisciplinario y tras un periodo de cinco días de reflexión.