El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, llega este domingo a Londres para abordar con el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada ecuatoriana.

Según fuentes diplomáticas ecuatorianas, el canciller se reunirá este lunes con su colega británico antes de ofrecer una rueda de prensa para hablar sobre la situación de Assange, a quien el Gobierno de Quito ya le ha concedido el asilo político.

Antes de ese encuentro, Patiño espera visitar en la tarde de este domingo al huésped australiano en la legación diplomática, de la que no puede salir porque sería inmediatamente detenido, y está previsto que Assange haga una aparición desde la embajada.

Assange se refugió en la embajada el 19 de junio del año pasado para evitar ser extraditado a Suecia, país que le reclama en relación por unas denuncias de supuestos delitos de agresión sexual.

El activista quiere que el Gobierno británico le conceda un salvoconducto que le permita abandonar el país.

El pasado día 4, el Foreign Office dijo que confiaba en encontrar con Patiño una "solución diplomática" al caso de Assange.

Assange buscó refugio tras agotar todos los recursos judiciales para impedir su entrega a Suecia pues considera que es víctima de una persecución política y que detrás de las acusaciones se esconde una trama para ser entregado a EE.UU.

Assange teme que si termina en EE.UU. pueda ser condenado por haber filtrado información clasificada de ese país, además de datos comprometedores sobre la política exterior estadounidense.

El "hacker" fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 a petición de Suecia, por lo que se inició un largo proceso legal que terminó el 30 de mayo de 2012, cuando la Corte Suprema, máxima instancia judicial británica, dio luz verde a la extradición, pero el 19 de junio de ese año se refugiada en la embajada de Ecuador.