El Salvador, a través de su ministerio de Relaciones Exteriores, protestará ante el gobierno de Honduras por una ceremonia realizada en la Isla Conejo en el marco del Día de la Bandera Nacional.

La cancillería de ese país centroamericano remitirá una nota de protesta a su similar de Honduras por la "realización indebida de un acto en la isla salvadoreña Conejo", según un comunicado que ha trascendido este lunes.

En alusión al evento realizado en la isla Conejo, la cancillería de El Salvador expresa que "en el referido acto, las autoridades militares entregaron el pabellón hondureño al militar al mando de la ocupación de facto de la referida isla salvadoreña".

Las autoridades salvadoreñas alegan que la sentencia emitida el 11 de septiembre de 1992 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no cuestiona en ningún momento la soberanía de ese país sobre la Isla Conejo ni su pertenencia al territorio salvadoreño.

Según defienden, en su párrafo 327 la sentencia sólo establece que las islas de Meanguera y Meanguerita pertenecen a El Salvador y que la isla del Tigre, a Honduras. "Pese a la protesta que El Salvador se apresta a emitir, el gobierno ha reiterado su vocación pacifista e integradora", publica el diario digital. El 1 de septiembre se conmemora el Día del Pabellón Nacional en el marco de las fiestas de Independencia.

En un acto simbólico, las Fuerzas Armadas de Honduras rindieron homenaje con un acto especial en la isla Conejo, hasta donde desplegaron un contingente que incluye a miembros de la tercera promoción de la Maestría en Defensa y Seguridad Centroamericana.

El conflicto entre Honduras y El Salvador por la soberanía de la Isla Conejo data de la época colonia y en 1969 estalló en una guerra que dejó unos cinco mil muertos. En octubre de 1980, con la mediación del peruano José Luis Bustamente Rivero, Honduras y El Salvador suscribieron en Lima, Perú, el Tratado General de Paz, que delimita una parte (232,5 kilómetros) de línea fronteriza entre ambos países que tiene 374,5 kilómetros.

Los 142 restantes fueron definidos en el fallo de la CIJ de 1992. No obstante, El Salvador interpuso una petición de revisión (sobre un ex bolsón de Goascorán) del fallo de la CIJ. El Salvador históricamente ha pretendido apropiarse de Isla Conejo, a pesar de que nunca estuvo en litigio en la CIJ.