La Habana. El Salvador se convirtió este sábado en el último país de América Latina que abre una embajada en Cuba, en una ceremonia que encabezó el ministro de Exteriores del país centroamericano, Hugo Martínez, de visita en la isla para reforzar las relaciones con el régimen de la isla.

Martínez es el segundo alto funcionario del gobierno del presidente salvadoreño, Mauricio Funes, que aterriza en La Habana luego de que el 1 de junio del 2009 el mandatario decidió restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba.

En diciembre, había viajado a la isla el vicepresidente salvadoreño, Salvador Sánchez.

Pero el canciller salvadoreño concentró poco después gran interés en la reunión de aproximadamente una hora que sostuvo en la mañana del sábado con el presidente cubano, Raúl Castro, según contó a periodistas.

"Sostuvimos un encuentro con el presidente Raúl Castro hoy por la mañana (sábado) y estamos muy satisfechos, pues ha sido una oportunidad para reiterar nuestra intención de reforzar los lazos de amistad, respeto y cooperación entre Cuba y El Salvador", dijo Martínez a periodistas.

El Salvador rompió unilateralmente, junto a la mayoría de los países latinoamericanos, sus relaciones con La Habana a principios de la década de 1960 debido a las sanciones impuestas al gobierno de la isla por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Martínez dijo el diálogo con Raúl Castro incluyó varios temas de interés bilateral como la adquisición de medicinas cubanas para El Salvador y la rehabilitación de salvadoreños discapacitados en la isla.

El canciller salvadoreño, que regresará el sábado a su país, dijo en su primera visita a Cuba que "por el momento no tenía previsto reunirse con el ex mandatario Fidel Castro", reemplazado en la presidencia por su hermano Raúl en febrero del 2008 a causa de una enfermedad.

Cuba y El Salvador firmaron el sábado tres acuerdos de cooperación, uno de ellos referido al intercambio de experiencias para la colaboración tecnológica y abrieron la nueva embajada del país centroamericano en La Habana.

"Les aseguro que muy pronto será la visita oficial de él (Mauricio Funes) a Cuba, yo lo acompañaré", adelantó la primera dama de El Salvador, Vanda Pignato, quien presenció la apertura de la sede diplomática del país en la isla.

Cuba había inaugurado el 8 de enero último su embajada en San Salvador.

El Salvador era el único país de América Latina que no tenía relaciones diplomáticas con Cuba.