La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tiene una intención de voto de 35% de cara a los comicios de octubre de 2014, en los que debería ir a una segunda vuelta con la ecologista Marina Silva, según una encuesta difundida este sábado.

El sondeo fue realizado por la empresa Datafolha e indica que la intención de voto de la jefa de Estado, que había caído del 58% en marzo pasado al 30% en junio como consecuencia de las masivas protestas que estremecieron al país, ha recuperado cinco puntos porcentuales durante el último mes.

En segundo lugar, de cara a las elecciones del año próximo, se sitúa la ecologista Marina Silva, quien según Datafolha tiene el respaldo del 26% del electorado, lo que supone una mejoría de tres puntos en relación a junio pasado.

Detrás de Silva se sitúa el socialdemócrata Aecio Neves, cuya intención de voto bajó del 17% en junio pasado al 13% en el sondeo divulgado este sábado.

Según indicó Datafolha, la encuesta tiene un margen de error de dos puntos porcentuales y se realizó entre los pasados miércoles y viernes, cuando fueron entrevistados 2.615 electores de 160 ciudades.

La misma encuestadora divulgó este sábado otro sondeo, según el cual el apoyo al Gobierno de Rousseff, que también había caído en picado a raíz de las protestas de junio ha recuperado seis puntos y llega ahora al 36 %.

Hasta ahora, Rousseff no ha confirmado que postulará a un segundo mandato y afirmó esta semana que ni siquiera está "preparada" para la campaña del 2014, sino que sólo piensa en "gobernar hasta el 31 de diciembre" del año próximo, cuando concluye su período.

Sin embargo, el Partido de los Trabajadores (PT), que lidera el mentor político y antecesor de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, ha dicho que la mandataria representa la "única alternativa" de esa formación para los comicios de 2014.

En el caso de Marina Silva, quien sí ha manifestado su decisión de postular a la presidencia, sus aspiraciones dependen de que logre reunir las 500.000 firmas necesarias para la creación de su nuevo partido, que ya ha bautizado como Red Sustentabilidad.

El plazo para la presentación de esas firmas, la inscripción del nuevo partido vence en octubre próximo y, según Silva, los trámites están casi concluidos.

En el caso de Neves, senador y actual presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), su candidatura aún no ha sido proclamada formalmente, pero nadie en esa formación duda de que será el abanderado para 2014.