Estambul.- Turquía está lista para actuar en la frontera sur con Siria, dijo el presidente Tayyip Erdogan, tras advertir que podría tomar medidas unilaterales si Estados Unidos no establece una "zona segura" en el noreste de Siria este mes.

"Nuestros preparativos a lo largo de nuestras fronteras están completos", dijo Erdogan a periodistas en Estambul este sábado antes de partir para asistir a una reunión de la Asamblea General de la ONU.

Los aliados de la OTAN, Turquía y Estados Unidos, han comenzado a realizar patrullas terrestres y aéreas conjuntas a lo largo de parte de la franja fronteriza, pero Ankara dice que Washington está avanzando muy lentamente para establecer una zona segura lo suficientemente grande como para expulsar a las fuerzas kurdas sirias de la frontera.

Turquía está enfadada por el apoyo de Estados Unidos a las fuerzas kurdas que lucharon contra el estado islámico en Siria. Considera a los combatientes kurdos del YPG como una organización terrorista y quiere que sean expulsados de más de 400 km de frontera.

Las Fuerzas Democráticas Sirias, encabezadas por las milicias kurdas YPG, han dicho que en algunas zonas se retirarán hasta 14 km. Turquía dice que Estados Unidos había acordado que la "zona segura" debería extenderse 32 km hacia Siria.

Erdogan reiteró sus quejas sobre el apoyo de Estados Unidos a los combatientes kurdos, diciendo que Washington les estaba proporcionando armas.

"No queremos enfrentarnos cara a cara con Estados Unidos", afirmó. "Sin embargo, no podemos permitirnos pasar por alto el apoyo que Estados Unidos está dando a una organización terrorista".