Madrid. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró inaceptables las declaraciones del ministro venezolano de Asuntos Exteriores sobre el juez Eloy Velasco, en las que le acusaba de pertenecer a la "mafia" del ex mandatario José María Aznar.

"Hemos oído unas declaraciones del ministro (venezolano) de Exteriores (Nicolás Maduro) que no considero aceptables", dijo Zapatero, en una entrevista con el canal de televisión TVE.

"El objetivo del gobierno (español) con Venezuela, con México, con todos los países en donde ha habido o hay miembros de (el grupo separatista vasco) ETA, es tener una permanente colaboración para seguir sus pasos y conseguir su extradición, para que no tengan ningún apoyo", apuntó.

Maduro dijo este domingo que el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco - que ha emitido un auto en el que acusa al gobierno venezolano de colaborar con ETA y las FARC- está relacionado con lo que definió como "la mafia" de Aznar y "a lo peor del Partido Popular".

Las declaraciones se produjeron al día siguiente de que ambos países firmaran un comunicado conjunto en el que reiteraban su compromiso unánime en la lucha contra el terrorismo y su condena a ETA con el que quisieron poner fin a una semana de polémica entre ambos países.

Aunque Zapatero insistió este lunes en que espera seguir colaborando con las autoridades venezolanas en la lucha contra ETA, pidió respeto para las instituciones españolas.

Con respecto a ETA, el presidente afirmó que "estamos más cerca que nunca del final" de la banda. "El proceso de paz ha hecho mucho daño a ETA y los violentos, y ha hecho mucho más fuerte al estado de Derecho", aseguró Zapatero.

Además, Zapatero reiteró su apoyo al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que podría ser apartado de sus funciones por tres querellas contra él que estudia el Tribunal Supremo.

"Defender la tarea de Baltasar Garzón en la lucha contra ETA creo que es mi obligación y mi responsabilidad", señaló el mandatario, después de que fuera criticado por la oposición por elogiar el sábado la "valentía del magistrado".

El Consejo General del Poder Judicial emitió un comunicado el lunes en el que exigió "el máximo respeto nacional e internacional hacia la independencia y la función jurisdiccional de los jueces y tribunales españoles".