Lima. El escritor y periodista Jaime Bayly reafirmó este miércoles que planea inscribir su candidatura presidencial en Perú para las elecciones de 2011, pese a que muchos ven con incredulidad sus intenciones aunque ya aparece en las encuestas con 5% de intención de votos.

Bayly, quien ha lanzado propuestas que han enojado a la Iglesia Católica y militares en Perú, dijo que su postulación dependerá si goza "buena salud", de las encuestas a su favor, del partido que lo apoya y del visto bueno de sus dos hijas.

"Veo con simpatía y con ilusión la posibilidad de inscribirme como candidato presidencial en enero de 2011", dijo Bayly en una conferencia con la prensa extranjera.

Según últimos sondeos, el alcalde de Lima, Luis Castañeda, lidera las intenciones de votos con 22%, seguido por la hija del ex presidente Alberto Fujimori, la legisladora Keiko Fujimori, con 21%.

En tercer lugar figura el nacionalista y la cara más visible de la oposición, Ollanta Humala, con 13%.

Para algunos analistas, la carrera electoral podría traer sorpresas porque 81% -según las encuestas- afirma que no se siente representado por ningún partido político en Perú, con lo que elevaría las probabilidades de que aparezca y resulte victorioso un candidato independiente.

La experiencia más clara se produjo en 1990, cuando un desconocido profesor de matemática ganó la presidencia frente a los partidos tradicionales. El vencedor Fujimori fue destituido en 2000 tras estallar un escándalo de corrupción.

El escritor no tiene maquinaria política y tendría que presentar su candidatura con el apoyo de un partido. Un pequeño grupo independiente, Cambio Radical, inscrito en el jurado electoral, le ha ofrecido el apoyo para su postulación.

Bayly -autor de novelas como "No se lo digas a nadie", "La mujer de mi hermano", "La noche es virgen" y "El cojo y el loco"- afirmó que se considera un "liberal de izquierda" y que su modelo político es el del actual jefe del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Pero las propuestas del escritor superan tanto la valla de los políticos de izquierda y derecha en Perú.

El novelista, que ha confesado ser bisexual, plantea que en un eventual gobierno suyo despenalizaría el aborto, permitiría el matrimonio entre homosexuales, reduciría el número de militares y restaría "privilegios" a la Iglesia Católica.

Sus propuestas han provocado el rechazo de la Iglesia Católica, las Fuerzas Armadas y de políticos tradicionales, hecho que Bayly aprovecha para elevar la confrontación y mantener sus intenciones en boca de la prensa nacional.

Bayly dijo que su pretensión política es "una aventura", una especie de "ludopatía compulsiva por el riesgo", porque si gana dejaría de ganar mucho dinero como escritor, comentarista en la televisión o por la venta de guiones para el cine.

"Hay gente que quiere que yo me meta al circo (las elecciones), porque la gente intuye que el circo va ser más divertido con que haya un payaso más en el circo", dijo el polémico escritor, que cumplirá 45 años el viernes.

"Creo que lo más probable es que no me elijan presidente y quizás incluso sea lo más conveniente para el Perú, pero eso lo decidirán los peruanos", refirió.

Sobre su salud, Bayly dijo que fue operado el año pasado por un "serio problema" en el hígado que comprometía su vida, debido -afirmó- al abuso de drogas y alcohol por años.

"Tengo el hígado sensible. Cualquier cosa de esos (uso de drogas) me puede provocar una crisis hepática", afirmó.