Washington. El Departamento de Estado de Estados Unidos defendió el sábado los planes del país de vender armas a Taiwán, después de que China amenazara con suspender su cooperación con Washington y sancionar a firmas estadounidenses en respuesta.

"Esas ventas contribuyen a mantener la seguridad y estabilidad a lo largo del Estrecho de Taiwán", dijo Laura Tischler, portavoz del Departamento de Estado.