Santiago de Chile, EFE. Los estudiantes universitarios confirmaron este miércoles su adhesión al paro nacional de este jueves convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que busca terminar con el actual sistema de pensiones y elevar el sueldo mínimo.

El presidente de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH), Andrés Fielbaum, dijo en rueda de prensa que "con la rebeldía que caracteriza a los estudiantes y a la juventud, en general, apoyamos todas las reivindicaciones que levanta la CUT, y diremos presente este jueves".

El estudiante de Ingeniería en Matemáticas de la Universidad de Chile, aseguró que los chilenos verán "como nos volcamos masivamente a las calles, porque, además, las demandas sociales son grandes".

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, que también se encontraba presente en la rueda de prensa, agradeció el apoyo de los universitarios y el de los secundarios que días atrás ya lo habían anunciado.

Figueroa, que agradeció también el apoyo a la convocatoria de los trabajadores portuarios, del cobre, los funcionarios públicos, los trabajadores de la salud y del sector privado, criticó hoy al Gobierno de que todavía no autorice la marcha ni el recorrido.

"Sin duda, están tratando de generar un clima de terror", subrayó la dirigente, aunque esta tarde se concretó una reunión entre dirigentes y autoridades regionales para aclarar algunos detalles de la protesta, aunque oficialmente no se entregó ninguna información.

El pasado 23 de mayo, Figueroa rechazó el balance de gestión presentado dos días antes por el presidente Sebastián Piñera, que dedicó una buena parte de sus discurso a destacar los logros económicos de su administración.

Si bien la presidenta de la CUT reconoció que la economía chilena ha crecido bajo el actual gobierno, subrayó que la prosperidad "no ha llegado a todos los sectores".

"Gran parte de los trabajadores, que somos el motor de la producción, que hemos sido la guía y el motor del desarrollo, no hemos gozado de sus beneficios", resaltó.

"El Presidente ha expresado que Chile ha crecido en promedio un 5,8 % anual en los últimos tres años, superando al gobierno anterior y a la altura de los países de la OCDE", dijo.

"Sin embargo, se le olvidó decir, cuando hace este análisis, que sólo es una parte de la sociedad la que ha ido creciendo", añadió.

Sobre esa base, la sindicalista, cuya organización suma alrededor de 1,5 millones de trabajadores, convocó al paro del 11 de julio para demandar, entre otros puntos, "un nuevo sistema de pensiones y una nueva institucionalidad laboral, con un nuevo trato hacia la clase trabajadora por parte de los organismos del Estado y empresas privadas".