Madrid. La organización separatista Patria Vasca y Libertad (ETA) afirmó que mantendrá su lucha por la independencia del País Vasco, norte de España, a pesar de la acción policial del gobierno español para impedirlo.

En un comunicado remitido al diario Gara, cuestionó las acciones que asegura han llevado a "un estado de excepción" a la comunidad vasca, a la vez que le responsabiliza de haber "optado por extender a todos los ámbitos la negación y desarrollar una ofensiva represiva sin límites".

Aseguró que el contexto de acción en su contra implica ilegalizar organizaciones políticas, detención de militantes, "constantes recortes de derechos civiles y políticos, endurecen la crueldad contra los presos políticos e interrogatorios clandestinos".

ETA consideró que se trata de una estrategia que pretende condicionar la actividad política de la izquierda abertzale (patriota) -su brazo político- y de "influir en el factor sicológico".

También, criticó que "por enésima vez, el Estado español pretende vender la fantasía de la salida policial pese a que el ministro de Interior español, Alfredo Pérez, sabe bien que la única vía que garantiza el final de la resistencia vasca es el reconocimiento de los derechos de Euskal Herria" (País Vasco).

Asimismo, le acusó de estar "acostumbrado a las mentiras y la propaganda de guerra", de intentar desfigurar la realidad tras frases pomposas y de pretender desviar el debate, según declaraciones reproducidas por El Milenio. 

Por último, ETA se reafirma en "el compromiso con Euskal Herria" que tomó hace 50 años, para asegurar que seguirá "luchando firmemente: por Euskal Herria. No cesaremos hasta alcanzar la libertad”.