Bruselas. La Unión Europea no puede firmar un pacto de libre comercio con los países del Mercosur antes de cerrar la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial, dijo un grupo de ocho países miembros de la UE.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, dijo la semana pasada que relanzará las negociaciones comerciales con los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), pero enfrenta una férrea oposición de algunos de los miembros de la UE debido al posible impacto en sus sectores agrícolas.

Un acuerdo comercial entre ambos bloques afectaría el sector agrícola de Europa al abrir el mercado de los 27 países de la Unión Europea a las importaciones de Sudamérica, dijeron en una declaración conjunta Francia, Irlanda, Grecia, Hungría, Austria, Luxemburgo, Polonia y Finlandia.

"Las negociaciones de un acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur no pueden ser concluidas bajo ninguna circunstancia antes de finalizar la ronda de Doha", señala la declaración, que será discutida en una reunión de ministros de Agricultura de la UE en Bruselas el lunes.

Los cuatro países del Mercosur estarían dentro de los principales favorecidos de las concesiones agrícolas ofrecidas por la UE en las estancadas negociaciones de Doha, y la Comisión debe asegurar que la UE "no pague el doble" si les ofrece recortes en un acuerdo entre ambos bloques, dice el comunicado.

El punto muerto en que se encuentran las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur desde el 2004 no sería superado a menos que Europa aumente sus concesiones en agricultura, lo que sería inaceptable, añadió el grupo de países.

La comisión debe aclarar el punto de inicio propuesto para relanzar las negociaciones, y entregar un análisis detallado del impacto social, económico y medioambiental del posible resultado de las negociaciones, señala la declaración.