Evelyn Matthey es oficialmente desde este sábado la candidata única de la derecha chilena después de que su partido, la Unión Demócrata Independiente (UDI) y el también oficialista Renovación Nacional (RN) la proclamaran como tal para las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Por parte de la ultraconservadora UDI no existía ninguna duda ya que el colectivo la había nombrado su candidata el pasado 20 de julio, pero RN había decidido que fuera su Consejo General el que este sábado decidiera el apoyo a la exministra.

El nombramiento unilateral de Matthei, de 59 años e hija de un general de Aviación que integró la Junta Militar durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), había disgustado sobremanera a Renovación Nacional y estuvo a punto de quebrar la unidad de la derecha.

Sin embargo, en la noche de este sábado primó la unidad en la alianza derechista y tras un llamado del ex presidenciable de RN, Andrés Allamand, de apoyar la candidatura presidencial de Evelyn Matthei "más allá de lo que les diga el corazón", y del presidente del partido, Carlos Larraín, el consejo votó a favor de ella.

"La unidad es absolutamente indispensable y, en consecuencia, yo hoy día les quiero pedir directamente a cada uno de ustedes que más allá de lo que les diga su mente o su corazón, en aras de la unidad, apoyen la candidatura de Evelyn Matthei", enfatizó Allamand.

También Larraín, que este sábado inauguró la cita en un hotel céntrico de la capital chilena, dijo que Evelyn Matthei "nos necesita a nosotros y nosotros a ella".

Larraín señaló en su discurso que "Matthei comprende muy bien que necesita el apoyo de nuestro partido" y que él ha llegado a la convicción de que RN ha sido respetado por la candidata de la UDI.

Sin embargo, el timonel aclaró que él es un simple militante "aunque tengo mi opinión y es que tenemos que apoyar a Evelyn Matthei; que ella ha dado señales que va a tomar en serio al partido".

Tras la cuenta de los votos, ya pasada las 21.00 horas (01.00 GMT) de este sábado, 81,31 % se mostró partidario de apoyar a Matthei y sólo 18,69 % voto en contra.

De acuerdo a los estatutos de Renovación Nacional, se requerían dos tercios de los votos de los consejeros nacionales para aprobar el apoyo a la extitular del Trabajo.

La derecha chilena perdió el pasado día 17 a su postulante a La Moneda (sede de Gobierno), Pablo Longueira, también de la UDI, después de vencer a Allamand en las primarias del sector, que renunció a la candidatura debido a una depresión lo que dio paso al nombramiento de Matthei.

Ademas de declararse "muy contenta" por su proclamación, Matthei aseguró que la elección de noviembre "está completamente abierta" y que la ex presidenta Michelle Bachelet (2006-2010), de la opositora Nueva Mayoría "es totalmente ganable".

En su discurso frente a los consejeros de la UDI, la extitular del Trabajo aseveró: "acepto con fuerza, convicción y alegría esta proclamación. Esta elección presidencial está abierta", recalcó

Matthei, que este viernes había hecho un llamamiento "con mucho cariño" a los consejeros de RN a respaldar su postulación a las presidenciales de noviembre próximo, recalcó con fuerza y alzando su voz que "ganaremos en noviembre".

"Aunque seamos David frente a Goliat, vamos a ganar", aseveró la presidenciable entre un mar de banderas de la UDI.

"Daremos la sorpresa en estas presidenciales", reiteró. "Junto con nuestros amigos de RN y los independientes, trabajaremos para ganar", apostilló.

Matthei insistió que con un nuevo gobierno de la Alianza, Chile podrá derrotar la pobreza "y convertirnos en un país desarrollado".

Sin duda, a partir de este sábado, la batalla electoral por el sillón presidencial en Chile ha quedado en manos de dos mujeres, ambas hijas de padres que pertenecían a la Fuerza Aérea y que llegaron al rango de general, el más alto en la institución.

La diferencia es que el general Alberto Bachelet, el padre de la expresidenta, tras el golpe de Pinochet en 1973 murió en la cárcel a causa de las torturas que le aplicaron en la Academia de Guerra aérea, cuyo director era Fernando Matthei, el padre de Evelyn, que más tarde fue comandante en jefe de la Aviación y miembro de la Junta Militar.