La Paz. El presidente boliviano, Evo Morales, anunció que impulsará un proyecto de ley para regular la labor de los medios de comunicación y evitar que los periodistas mientan, en una medida que fue rechazada por las organizaciones y empresa periodísticas del país.

"Deberíamos todos tener nueva conducta en este proceso. Mi pedido es: en vez de mentir, calumniar y acusar falsamente ayuden a educar al pueblo", enfatizó Morales, en declaraciones que este martes reproducen los medios bolivianos.

Morales dijo que no se oponía a que los medios de comunicación y los periodistas fueran un ente fiscalizador de su gobierno, pero a su juicio en muchas ocasiones la prensa hace “escándalo en base a mentiras”.

La propuesta legal busca sancionar la calumnia y la difamación en los medios de comunicación bolivianos, reveló el ex ministro de la Presidencia Ramón Quintana, al entregar oficialmente su cargo a su sucesor, el ex titular de Hidrocarburos Óscar Coca.

Al respecto, el gobernante boliviano recordó que actualmente la Constitución boliviana sanciona expresamente la mentira. “Por una dignidad de los periodistas hay que empezar a corregir y normar, y que todos nos basemos en la norma”, afirmó.

Según La Prensa, el anuncio de Morales no es un hecho aislado, sino que coincide con un proyecto oficialista para aprobar una nueva ley de Comunicación e Información, que, entre otros asuntos, plantea eliminar las fuentes secretas.

Quintana afirmó que algunos medios "repiten la voluntad imperial”, pero que desde el gobierno de Morales la "hemos enfrentado valientemente, con honestidad intelectual y lo vamos a seguir haciendo desde donde estemos”, reseña La Razón.

El anuncio de Morales se produce en momentos en que la Organización de Estados Americanos (OEA), así como diferentes organizaciones, manifestaron su preocupación por la libertad de prensa en Venezuela, tras la suspensión de seis canales de televisión.

Rechazan medida. En tanto, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), Juan Javier Zeballos, consideró que cualquier ley destinada a regular y controlar el trabajo de periodistas y medios de comunicación es un atentado a la libertad de prensa.

“Cualquier ley debe ser consensuada con los sectores periodísticos por un lado, y por otro, fundamentalmente a las libertades garantizadas no sólo por la Constitución Política del Estado, sino por las normas internacionales de la prensa”, dijo a El Diario.

En el mismo sentido, el opositor senador Germán Antelo consideró innecesaria una regulación de esta naturaleza. "No creo que haya que restringir o limitar el trabajo de la prensa porque así se acaban las libertades y eso me parece que es el final de la democracia y el inicio de un manejo autoritario y abusivo y no creo que esa sea la línea", precisó. 

Lea además:

Venezuela: dos muertos en protestas por suspensión de RCTV

Chile descarta protesta por señal venezolana