La Paz. Las primeras elecciones autonómicas de Bolivia, a realizarse el 4 de abril, consolidarían el liderazgo nacional del presidente Evo Morales, pero dejarían en manos de la oposición el bastión oriental de Santa Cruz, según un sondeo publicado este martes.

Una encuesta de intención de voto de la empresa franco-peruana Ipsos Apoyo, Opinión y Mercado reveló que el oficialismo ganaría las gobernaciones de seis departamentos -entre ellos La Paz, el más poblado- sin lograr desplazar a la derecha de Santa Cruz y Beni.

En el noveno distrito, el sureño Tarija donde se encuentran los mayores yacimientos de gas que abastecen a mercados de Argentina y Brasil, el electorado "aún no se inclina, la pelea es voto a voto", dijo un resumen del sondeo publicado por el diario La Razón.

Esto marcaría una gran diferencia con los comicios regionales de hace poco más de cuatro años, cuando los candidatos de Morales ganaron en sólo tres de los nueve departamentos, a los que se sumaron luego otros tres por revocatorias de mandatos y conflictos políticos.

"Esperamos inclusive una victoria más amplia, para consolidar el cambio", dijo a reporteros al portavoz del gobernante Movimiento al Socialismo, Jorge Silva, asegurando que el oficialismo pretende además "una amplia mayoría" de las más de 300 alcaldías a definirse el mismo primer domingo de abril.

Las elecciones regionales se realizarán en el marco de un cambio constitucional producido hace un año, con el que Morales puso en marcha una "refundación" del empobrecido país sudamericano, con políticas indigenistas y socialistas que incluyeron una ola de nacionalizaciones.

De confirmarse el pronóstico, Morales, un estrecho aliado del líder venezolano Hugo Chávez, vería ampliado el poder que ya reforzó en diciembre pasado cuando fue reelegido por casi dos tercios de votos y con un abrumador respaldo legislativo.

Sin embargo, seguiría tropezando con una oposición conservadora atrincherada en Santa Cruz, motor económico del país, cuyo prefecto Rubén Costas, favorito para convertirse en el primer gobernador autonómico regional, lideró en los cuatro años pasados un duro y hasta violento rechazo al proceso socialista.

El candidato de Morales para la gobernación de Santa Cruz, el prestigioso académico izquierdista Jerjes Justiniano, lograría menos de la mitad de los votos de Costas, según el sondeo.

El estudio vaticinó también un fracaso de la ex reina de belleza Jessica Jordan, sorpresiva apuesta electoral de Morales en el ultra conservador departamento amazónico de Beni.

El informe de La Razón sobre el sondeo de Ipsos Apoyo no mencionó la intención de voto en los municipios, pero otros medios dijeron previamente que la tendencia era parecida a la de las gobernaciones: El oficialismo muy fuerte en el centro y el occidente y la oposición imbatible en el oriente.