Moscú, Rusia. El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó este martes, en entrevista exclusiva con Prensa Latina, que retorna a su país satisfecho por el recibimiento de su par ruso, Vladimir Putin, y orgulloso de que Bolivia sea un referente en el concierto internacional.

Morales agradeció a sus compatriotas, a los movimientos sociales y a todos los que contribuyeron a colocar a Bolivia en un sitial muy alto, tomando en cuenta que en el pasado su país estaba considerado como un país inviable.

Apreció que el presidente ruso se haya abierto a encaminar las relaciones bilaterales y dijo que se "va satisfecho y contento con ese recibimiento tributado".

El presidente boliviano ratificó la idea de que Rusia retorne a América Latina y lo haga con transferencia de tecnologías, de conocimiento y de inversiones.

"Es una manera de frenar el monopolio y la hegemonía de algunos países industrializados, que imponen chantajes y condicionamientos", complementó.

"Putin, un presidente de una potencia como Rusia, nos recibió, a un país pequeño (Bolivia) que ha sabido defender su soberanía", contrastó Morales, en alusión a otras naciones como Estados Unidos, "que asumen posiciones discriminatorias".

Subrayó el interés expreso del mandatario ruso de ayudar a Bolivia y de examinar acuerdos generales para impulsar distintos proyectos.

Consultado sobre las tratativas con la contraparte rusa en proyectos concretos, Morales informó que en la semana próxima firmarán en La Paz acuerdos con la compañía Gazprom para que sea socia en operaciones de exploración geológica, refinación de gas, y también en el tema de las hidroeléctricas, además de la transferencia de tecnologías.

"Con el ministerio de Defensa de Rusia se lograron asimismo importantes acuerdos de cooperación", explicó, en materia de concesión de un crédito para adquirir helicópteros, destinados a la lucha contra el narcotráfico y en labores de la defensa civil.

El gobernante boliviano insistió en la necesidad de Bolivia de adquirir tecnologías, un tema que abordará una comisión mixta que sesionará dentro de un mes, y agradeció nuevamente a las autoridades rusas la abierta disposición a cooperar y ayudar.

También agradeció los ofrecimientos de Moscú para becas de postgrado para profesionales bolivianos con el objetivo de "dar valor agregado a nuestros recursos renovables y no renovables en pos del desarrollo del país".

"Me marcho muy contento por la amabilidad, la apertura prodigada por el presidente Putin, en su primer, este encuentro personal, como mandatario anfitrión, e impresionado por la magnitud de estos encuentros de dos días en Moscú", remarcó Morales poco antes de su partida a Bolivia.

El mandatario boliviano llegó a Rusia para asistir a la segunda cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas, del cual Bolivia es miembro de pleno derecho desde junio de este año, tras ratificar el acuerdo fundacional, suscrito por un grupo de naciones en 2009.

En febrero de 2009, Morales cumplió su primera visita oficial a Rusia durante el mandato del presidente Dmitri Medvedev, y desde entonces las relaciones bilaterales cobraron nuevos bríos, según Prensa Latina.