El presidente boliviano, Evo Morales, dijo este domingo que está dispuesto a pedir disculpas al pueblo de Chile si sus reclamos y argumentos por un mar para Bolivia contravinieran la verdad, al tiempo de solicitar a su par chileno Sebastián Piñera la adopción, si fuera del caso, de una conducta similar.

"El hermano presidente de Chile dijo que no hay temas pendientes con Bolivia, y yo aclaré, en varias oportunidades, que se equivoca. Sólo quiero decirle al pueblo chileno, al mundo entero, si Evo miente pido perdón al pueblo chileno, y si el presidente de Chile miente, que pida perdón al pueblo chileno y al mundo entero", manifestó en su discurso durante un acto público en la localidad de Colpa Bélgica, en el oriente boliviano.

Bolivia demanda a Chile hace 134 años una salida soberana al Oceáno Pacífico.

Las declaraciones del gobernante boliviano se registran después que la Cancillería chilena presentara una protesta formal por los dichos de Morales, a media semana cuando acusó a Piñera de falsear la verdad en el contencioso marítimo boliviano chileno.

También, a cuatro días de que los agentes de ambos países, Eduardo Rodríguez Veltzé (Bolivia) y Felipe Bulnes (Chile) acudan a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para definir alegatos y pruebas sobre el diferendo marítimo bilateral, mes y medio meses después que La Paz interpusiera ante ese alto tribunal un juicio para que Santiago se avenga a negociar con efectos vinculantes.

Se trata de la primera etapa del proceso legal, en el que Bolivia apunta a la devolución de una pequeña porción los territorios costeros perdidos por el país a manos de Chile, en un enfrentamiento militar a fines del siglo XIX.

Fundado en un tratado de límites firmado por ambos países en 1904, que amputó a Bolivia todo su litoral, 400 km. lineales, Chile afirma que nada tiene pendiente con su vecino andino amazónico con el que no tiene relaciones si no a nivel consular desde 1976.

Al respecto, Morales aseguró que Bolivia "no tiene porqué mentir, ni tergiversar la verdad".

Finalmente, Morales manifestó su confianza en la justicia internacional para que el diferendo marítimo entre Chile y Bolivia pueda llegar a su fin.