La ex congresista peruana Nancy Obregón, del partido oficialista Gana Perú, fue enviada a una cárcel de máxima seguridad mientras se la investiga por sus supuestos vínculos con el narcotráfico y el terrorismo.

Obregón fue trasladada de la carceleta del Poder Judicial al Anexo 1 del Penal de Mujeres de Chorrillos, tras el mandato de detención que se ordenó en su contra.

Según la Policía, la ex congresista (2006-2011) era la dueña de pozas de maceración de droga e insumos químicos en la región selvática de San Martín y mantenía contacto con narcotraficantes de la zona.

La ex dirigente cocalera fue detenida en su casa del distrito limeño de Pueblo Libre el pasado 14 de julio, junto a algunos familiares, debido a una orden de la Tercera Sala Penal Nacional, que incluyó la captura de otras 10 personas en el país por sus presuntos vínculos con el narcotráfico.

En el atestado judicial presentado por la jueza Janet Lastra se indicó que Obregón estableció una "simbiosis narcotráfico-terrorismo" en los valles cocaleros del Huallaga y de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Según Lastra, Obregón se contactó con Florindo Flores Hala, más conocido como "Artemio", y con Víctor Quispe Palomino, "José", ambos líderes de exremanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso en el Huallaga y en el VRAEM, respectivamente.

"Nancy Rufina Obregón Peralta (alias) "Vieja o Tomba", aprovechando el liderazgo conseguido en la masa del campesinado cocalero de la provincia de Tocache, departamento de San Martín, no tuvo escrúpulos en contactar con terroristas", indicó el documento.

"Artemio" fue condenado este año a cadena perpetua por los delitos de terrorismo agravado, narcotráfico y lavado de activos, mientras que la sala que lo sentenció envió lo actuado a la Fiscalía para investigar a Obregón y a la también excongresista Elsa Malpartida, por presunta colaboración con el terrorismo.