Las autoridades colombianas informaron este martes que miembros de la guerrilla de las FARC atacaron de nuevo un tramo del Oleoducto Río Zulia Ayacucho ubicado en zona rural del municipio de Teorama, en el Departamento de Norte de Santander (noroeste).

De acuerdo con las primeras informaciones el grupo subversivo activó varios explosivos en el tubo que transporta el petróleo desde la zona norte de la región del Catatumbo hasta la Costa Atlántica.

Entre tanto, intensos combates se libraban en la misma región entre miembros del frente 33 del grupo armado ilegal y el Ejército Nacional.

Allí mismo un helicóptero que transportaba 3 técnicos de la empresa Oleoducto del Norte de Colombia S.A.S y que viajaban a reparar otro tramo del oleoducto atacado por el grupo rebelde sufrió hoy un fatal accidente al enredarse en unas cuerdas de alta tensión.

Como consecuencia del desplome de la aeronave murieron los tres técnicos, el piloto y el copiloto, cuyos cuerpos fueron recuperados con dificultad debido al enfrentamiento armado.

Asimismo, en la zona continúa el paro del sector campesino del Catatumbo que inició hace un mes generando violentas protestas y enfrentamientos entre la Fuerza Pública y los manifestantes en el Municipio de Tibú.

De acuerdo a las autoridades, la guerrilla de las FARC habría infiltrado las protestas en las últimas semanas cuando perdieron la vida cuatro personas y cuarenta más resultaron heridas, entre ellas varios miembros de la policía antidisturbios.

Con el fin de encontrar una salida a la crisis, el presidente Juan Manuel Santos envió dos comisiones a la zona encabezadas por el ministro del Interior, Fernando Carrillo, quien se reúne esta semana con los campesinos para escuchar sus necesidades de los labriegos y ponerle fin al paro.

En lo corrido del año las guerrillas de las FARC y del ELN han realizado más de 40 ataques contra la infraestructura petrolera en el Catatumbo.