Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) podrían estar comprando, produciendo y probando misiles tierra-aire desde hace varios años, según el testimonio de un ex guerrillero encargado de su elaboración.

En una entrevista concedida para el medio colombiano Noticias Caracol, el ex guerrillero alias Hugo o 'El Loco', desmovilizado de las FARC desde hace dos semanas, asegura que durante sus ocho años como parte de las FARC se encargaba personalmente de "fabricar morteros y cohetes, muy centrados en desarrollar la aerodinámica del cohete y su combustible sólido que se requiere pues para este tipo de cosas".

Hugo se convirtió en el mayor experto en explosivos de la guerrilla, según el Ejército colombiano, y trabajó mano a mano con el histórico líder de las FARC Leonidas Zambrano, alias 'Caliche', muerto por el Ejército en un enfrentamiento en mayo pasado.

Tras este enfrentamiento, las autoridades requisaron numerosos documentos y archivos en los ordenadores personales de Zambrano que contenían información muy valiosa y sensible de las FARC, especialmente en tema de explosivos, y que probarían el testimonio de Hugo que asegura que la guerrilla tendría en posesión numerosos misiles artesanales y otros adquiridos en el mercado negro.

En la documentación confiscada, pueden verse imágenes de la manufacturación de este tipo de armamento así como su puesta a prueba en otros vídeos. En uno de ellos, aunque no aparece ningún guerrillero, puede observarse el lanzamiento de un cohete cuyo objetivo sería alcanzar una aeronave en el aire aunque, segundo después, acaba precipitándose en el suelo sin causar daños.

"Están haciendo cañones de 80 milímetros u 88 milímetros que son morteros de forma artesanal, pero también los hay de 215 (milímetros)", afirmó Hugo que reconoce como obra suya gran parte del armamento que aparece en las fotografías de Zambrano.

"Yo los hice y yo los probé", declaró en la entrevista en la que también aseguró que conoce "perfectamente" los detalles de los cohetes que presuntamente intentan impactar en aeronaves como la que aparece en el vídeo.

"Es un misil más o menos de 60 centímetros que maneja una pólvora negra, este cohete no es que sea común y todavía está en pruebas, pero en cualquier momento lo sacan", aseveró.

El problema, según Hugo, es que las FARC aún no han podido terminar de desarrollar estos misiles artesanales y tampoco han aprendido a manipularlos lo suficiente así que recurren a comprarlos en el mercado negro. "Ellos tienen misiles tierra-aire pero no los saben usar", declaró.

El Ejército, por su parte, realiza labores de inteligencia para localizarlos e incautarlos antes de que las FARC los use contra cualquier objetivo militar o civil, en palabras del encargado de este cometido, el general José Humberto.