Ciudad de México. El presidente mexicano, Felipe Calderón, celebró que en la Cámara de Diputados se haya iniciado el proceso legislativo para que, si así lo dispone ese órgano, se alcance una reforma laboral que permita modernizar el marco jurídico del sector.

El mandatario se pronunció porque cualquier adecuación al marco legal no modifique el Artículo 123 de la Constitución, “ni en su letra ni en su espíritu”, y subrayó que una buena reforma laboral debe dar mayor certidumbre a todas las partes y certeza jurídica en la relación laboral para quien contrata y quien es contratado, según declaraciones reproducidas por El Financiero de México. 

Asimismo, consideró que una reforma en este sector debe agilizar la procuración de justicia laboral y dotar de más instrumentos de supervisión para propiciar condiciones dignas, higiénicas y seguras en los centros de trabajo.

Calderón estimó que una reforma en la materia debe facilitar el acceso al trabajo para quienes lo necesitan, principalmente para los jóvenes que estudian, las mujeres y los grupos vulnerables, a la vez de incrementar la capacitación y productividad laboral para crear más riqueza y que esto se traduzca en mejores ingresos y salarios.