Ciudad de Juárez. Estrategia propuesta por el presidente de México, Felipe Calderón, a Ciudad de Juárez para combatir el crimen organizado, plantea fomentar la denuncia de delitos, la vigilancia ciudadana y la recomposición del tejido social.

En su segunda visita a la zona, el mandatario se sumó al plazo de 100 días que propuso la ciudadanía local para implementar una estrategia conjunta de combate al secuestro, las extorsiones y las ejecuciones.

Juárez “volverá a ser una ciudad de leyes”, puntualizó el mandatario.

Calderón indicó que los tres estamentos del Estado implementarán una “nueva etapa” en la estrategia de seguridad que se basará en “el realismo, la eficiencia y la esperanza”.

Sin embargo advirtió que “una cosa es que se establezcan procesos nuevos, que eso es lo que tenemos que hacer en lo inmediato y en estos 100 días (...) Eso es cambio en los procesos, pero no necesariamente se puede dar que de inmediato”.

Explicó que se requiere introducir cambios de fondo en los procedimientos de seguridad, salud, educación, tecnología e infraestructura, dijo El Informador.

Por designación presidencial, quedarán a cargo de la coordinación de la estrategia conjunta en Juárez, el secretario de la Reforma Agraria, Abelardo Escobar Prieto; Luis H. Álvarez, consejero para la Atención a Grupos Vulnerables; y a Antonio Vivanco Casamadrid, coordinador de Asesores de la Presidencia.

Antes de partir a Ciudad de Juárez, el jefe de Estado mexicano se reunió con la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano.

Tras el encuentro Calderón consideró necesaria la ampliación del uso de tecnología “no intrusiva” en la frontera entre México y Estados Unidos en el marco de la lucha contra el narcotráfico.