Buenos Aires. La presidenta argentina Cristina Fernández derogó, con acuerdo de todo el Gabinete, el Fondo del Bicentenario debido al "grado de judicialización" al que fue sometida la medida.

Asimismo, emitió un decreto común para el pago con reservas de las deudas con los organismos multilaterales y un nuevo decreto de necesidad y urgencia para el cumplimiento de los compromisos con tenedores privados que vencen este año, informó la agencia Télam.

La mandataria argentina inauguró este lunes las sesiones ordinarias ante el Congreso hablando de la economía y de la imagen del país, y en el tramo final de su discurso anunció la instrumentación de las nuevas medidas.

"He derogado el decreto con acuerdo general de ministros, el decreto 2010 del Fondo del Bicentenario porque el grado de judicialización alcanzado había desnaturalizado absolutamente las facultades que son propias del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo", explicó.

Y agregó que "he firmado también otro decreto simple en virtud de las facultades que se establecieron en la ley cuando se pagó (la deuda) al FMI y que permite pagar (con reservas) a los organismos multilaterales de crédito, con lo cual no se requiere ninguna medida más que un decreto del Poder Ejecutivo".

Por último, anunció la firma, la afectación de US$4.187 millones "de las reservas" de libre disponibilidad para el pago "únicamente de los vencimientos que operan en 2009" de la deuda contraída con los mercados internacionales. Esto será monitoreado por una Comisión Bicameral compuesta por ocho senadores y ocho diputados.

En la ocasión, Fernández criticó a los medios, destacó la gestión de su gobierno para enfrentar la economía global, la marcha de la economía en general y las políticas sociales y educativas del país.