Buenos Aires. La presidenta argentina, Cristina Fernández, nombró el miércoles a Mercedes Marcó del Pont como presidenta del banco central en reemplazo del depuesto Martín Redrado.

Marcó del Pont es la titular del estatal Banco de la Nación y será reemplazada en el cargo por Juan Carlos Fábrega, dijo Fernández.

El Senado debe aprobar el nombramiento de Marcó del Pont.

Fernández señaló que Marcó del Pont, de 50 años de edad y con estudios en Yale, fue legisladora de la Cámara baja y presentó un proyecto de ley que habría modificado los estatutos del banco central.

El proyectó habría añadido la estabilidad laboral y el crecimiento económico al actual mandato del banco central de preservar el valor de la moneda, pero sin reducir su autonomía, dijo la presidenta.

La presidenta dijo que la disputa sobre el uso de las reservas del banco central para pagar deuda y por la cual el Gobierno se enfrentó con Redrado fue un estrés que pudo haberse evitado.

Fernández se vio forzada a recurrir al Congreso para obtener una opinión no vinculante sobre el desempeño de Redrado. La presidenta dijo que el resultado fue el mismo -la remoción de Redrado- y que el sistema político argentino tiene un exceso de rituales.

La presidenta acusó a los legisladores de oposición de recurrir a los tribunales cuando sufren un traspié en el Congreso.

Fernández también se vio obligada a recurrir al Congreso para obtener la autorización para transferir las reservas del banco central. Se espera que el Congreso debata el tema después del fin de su receso de verano en marzo.

Fernández reconoció que el Congreso debería debatir la creación del fondo para el pago de deuda.