Buenos Aires. La presidenta argentina, Cristina Fernández, pidió la renuncia al titular del Banco Central por una disputa por el uso de las reservas, pero el jefe de la autoridad monetaria, Martín Redrado, se negaría a dejar su cargo, disparando una crisis política.

La disputa entre el gobierno y la autoridad monetaria se inició debido a un decreto presidencial que ordenó al banco transferirle unos US$6.500 millones de sus reservas para pagar deudas, en medio de problemas fiscales.

El ministro jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que las decisiones de política las toma la presidenta Fernández y no el Banco Central. "La única que toma las decisiones es la presidenta de la nación. La política no se discute en el Banco Central”, afirmó.

Redrado se aferraría al cargo. Una fuente de la entidad, citada por la agencia Reuters, señaló que Redrado no renunciará a su cargo, lo que podría disparar un conflicto entre poderes, ya que la entidad es autónoma y su presidente sólo puede ser removido por el Congreso.

Redrado, cuyo mandato aprobado por el Congreso vence el 23 de septiembre próximo, venía demorando el traspaso de US$6.569 millones de reservas internacionales al gobierno, tal como lo determinó la presidenta Fernández, a la espera de una opinión del Congreso y la Justicia.

"Martín Redrado incumple con sus deberes de funcionario público si hoy no abre la cuenta del Central para pagar deuda", dijo a una radio local Fernández.

Sin embargo, el presidente del Banco Central recibió el respaldo de la oposición. "El presidente del Banco Central, Martín Redrado, se puede quedar donde está. Tiene mandato hasta septiembre y tiene acuerdo del Senado”, afirmó el senador Ernesto Sanz, de la Unión Cívica Radical (UCR).

"El presidente del Banco Central no es empleado de la presidenta de la nación. Es un despropósito lo que está pasando, que se le pida la renuncia por querer defender las reservas. Si Redrado se resiste a entregar las reservas es porque no hay instrumentos legales para ello”, enfatizó.

Posible sucesor apoya fondo. La agencia de noticias estatal Télam anunció que Redrado sería reemplazado en su cargo por el economista Mario Blejer.

Blejer había apoyado el uso de reservas."La idea de tener un fondo de garantía que logre bajar el costo del crédito y aumentar la confianza, si están los recursos para hacerlo, es loable", señaló recientemente, consigna La Nación.

La polémica provocó una presión bajista sobre el peso y operadores temen que existan tomas de ganancias en bonos públicos. "Hay versiones y rumores de toda naturaleza, desde renuncias a negociados", explicó un agente de mesa de cambio.

Con información de Reuters