La Fiscalía boliviana decidió este martes ampliar el proceso penal contra la expresidenta interina del país sudamericano, Jeanine Áñez, por los delitos de genocidio, homicidio y lesiones graves, por el denominado caso masacre de Senkata en la ciudad de El Alto en 2019, contigua a la urbe de La Paz.

Esta determinación fue comunicada por los fiscales Walter Lora, Iván Cernadas Miranda y Favio Maldonado al Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal de la ciudad de El Alto, en el marco del proceso seguido de oficio por los hechos registrados en a la zona de Senkata, de la ciudad de El Alto, durante el traslado de un convoy de combustible en noviembre de 2019 cuando perecieron 10 personas por impacto de proyectiles militares.

La ampliación del proceso fue confirmada el ministro de Justicia, Iván Lima, quien comunicó a través de sus redes sociales.

"Memoria, Verdad y Justicia, el Ministerio Publicó ha informado al Juez Cautelar Primero de la ciudad de El Alto la ampliación del proceso penal por los delitos de genocidio, homicidio y lesiones graves contra Jeanine Áñez Chávez quien será juzgada por la Masacre de Senkata", informó el ministro.

Esta decisión se manifiesta en el marco del proceso seguido de oficio en contra el general Luis Fernando Valverde, exdirector interino de la estatal Agencia Nacional de Hidrocarburos, y otros, por los hechos registrados en la zona de Senkata, de la ciudad de El Alto.

De acuerdo a las investigaciones, Valverde Ferrufino dio la orden para que se desplazara el convoy de combustible desde la planta de Senkata, el 19 de noviembre de 2019, en medio de una violenta represión vecinal en la zona.

En el escrito se señala que fuerzas conjuntas de la Policía y de las Fuerzas Armadas reprimieron a la población civil registrándose el saldo de 31 personas heridas por bala y 10 personas fallecidas a causa de impacto por proyectil de arma de fuego.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), formada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), investigó los hechos de la crisis de 2019 y determinó que hubo una masacre en Senkata y Sacaba.

Se presentaron a la fecha tres procesos contra Añez para juicios ordinarios, de los cuales, uno ya tiene sentencia de 10 años de presidio en el caso "golpe de Estado II".

El primer proceso es el denominado "golpe de Estado I" por la presumible comisión de los delitos de sedición, terrorismo y conspiración. Por este caso está detenida preventivamente con cinco ampliaciones y continúa el proceso.

Un segundo, por el caso "golpe de Estado II", que el 10 de junio del año pasado se definió con una sentencia de 10 años de prisión para la expresidenta interina, por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes.

Está recluida en un penal de mujeres Miraflores de la ciudad boliviana de La Paz (oeste) desde marzo de 2021 y donde la justicia decidió que cumpla estos 10 años de prisión.

El tercer caso está referido a la designación irregular de su familiar Karina Fabiola Leiva Áñez de Ruiz como gerente de la estatal EBA en el año 2020, que aún está en proceso.