La Paz, EFE. La Fiscalía de Bolivia acusó formalmente a un ex ministro y nueve militares por la entrega a Estados Unidos y el desmantelamiento en 2005 de 41 misiles de fabricación china pertenecientes al Ejército boliviano, informó este jueves una fuente judicial.

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, presentó este miércoles por la tarde ante el Tribunal Supremo de Justicia la acusación contra el ex ministro de Defensa Gonzalo Méndez y los militares que supuestamente intervinieron en la entrega "irregular" de los misiles en 2005, según un comunicado del ministerio Público.

Además de Méndez, la imputación incluye al ex jefe militar Gonzalo Rocabado, quien cumple una pena de 10 años de prisión por reprimir violentamente una ola de protestas en octubre de 2003, el senador opositor Marcelo Antezana y el excomandante de las Fuerzas Armadas Marco Antonio Justiniano Escalante.

Los cuatro fueron acusados por la Fiscalía por el delito de "sometimiento total o parcial de la Nación a dominio extranjero", que tiene una sanción de 30 años de cárcel.

También han sido acusados el exjefe de Estado Mayor Marco Vázquez Ortiz, el exinspector general del Ejército Víctor Hugo Cuéllar, el exjefe de la sección de material bélico de las Fuerzas Armadas Wilber Sánchez Sánchez, los coroneles David Torricos Vargas y Ciro Valdivia Murguía y el capitán Ernesto Caballero.

Vásquez, Torricos, Cuellar, Sánchez y Valdivia fueron imputados por los delitos de "revelación de secretos, incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución" y Caballero sólo por "resoluciones contrarias a la Constitución", según el comunicado de la Fiscalía.

Guerrero anunció que la Fiscalía pedirá que se prohíba a los acusados salir del país, así como su detención domiciliaria, la anotación preventiva de sus bienes y la congelación de sus cuentas bancarias.

El ex presidente boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006) había sido incluido inicialmente en el proceso, aunque fue exonerado en 2012 por la Asamblea Legislativa.

Rodríguez Veltzé es actualmente el representante de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) en la demanda que el país andino presentó contra Chile para reclamarle la salida soberana al mar que perdió en una guerra finales del siglo XIX.