La Fiscalía colombiana ordenó este martes investigar a funcionarios del gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe por las escuchas ilegales que realizó el Servicio Estatal de Inteligencia (DAS) a políticos opositores, miembros de ONG y periodistas, informó el organismo.

Esta decisión también incluye una acusación contra siete ex miembros de la cúpula del DAS, entre ellos el subdirector de ese organismo José Miguel Narváez, acusados por múltiples delitos tales como concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones, utilización ilícita de equipos transmisores y receptores, y abuso de autoridad por acto arbitrario o injusto.

Según denuncias de medios de comunicación locales, desde 2008, el DAS realizó interceptaciones ilegales a magistrados, líderes de oposición e incluso, a un funcionario del Departamento de Justicia de Estados Unidos que trabaja en Bogotá.

"La Fiscalía ordena que se investiguen otros delitos al igual que a funcionarios del Gobierno Nacional que conocían los ilícitos que realizaban servidores del DAS en relación con personas y ONG de oposición", aseguró la Fiscalía sin precisar nombres.

La Fiscalía pidió a los defensores de derechos humanos, políticos de oposición y periodistas críticos del actual gobierno que denunciaron ser víctimas de interceptaciones telefónicas "que se constituyan en parte civil dentro del proceso.

El presidente colombiano Álvaro Uribe, que niega responsabilidad suya en este hecho, ordenó suspender hace un año la competencia que tenía el DAS para interceptar comunicaciones por orden judicial, y la transfirió a la policía, según declaraciones reproducidas por El Nacional.