Lima. El ex presidente Alberto Fujimori será operado el miércoles para descartar un cáncer en la boca, la segunda intervención en esa zona en menos de dos años, dijo su hija y legisladora Keiko Fujimori.

El ex mandatario, condenado a 25 años de cárcel por abusos a los derechos humanos, fue trasladado el jueves desde su prisión en una base policial a un hospital especializado en enfermedades relacionadas al cáncer, para un chequeo médico.

En el centro permaneció hasta el viernes y volverá para ser sometido a una nueva intervención el miércoles.

"Los médicos han indicado que esto amerita una intervención, obviamente preocupa porque mi padre es un hombre que tiene 72 años. Estoy segura que mi padre va a volver a vencer el cáncer", dijo Keiko Fujimori desde Washington en una entrevista con la radio local RPP.

El ex presidente está recluido en una base policial desde septiembre del 2007, cuando fue extraditado desde Chile acusado de avalar la matanza de 25 personas, entre ellas un niño, durante una guerra entre las fuerzas de seguridad y rebeldes izquierdistas a inicios de su Gobierno en la década de 1990.

El proceso a Fujimori por abusos a los derechos humanos culminó en abril del 2009 con un fallo histórico, tras 16 meses de juicio con audiencias hasta tres veces por semana.

Fujimori ha recibido también otras condenas menores y la justicia peruana alista nuevos procesos en su contra.

En junio y julio del 2008, Fujimori fue sometido a dos cirugías para extirparle nódulos de la lengua y una lesión de naturaleza cancerígena de la zona bucal. Tras la intervención, los médicos descartaron que tuviera cáncer.

El septiembre de ese año los médicos detectaron a Fujimori un tumor en el páncreas y se descartó que fuera maligno.

"Sé que mi padre está tranquilo, obviamente yo estoy preocupada, pero tengo mucha fe que todo saldrá bien", afirmó Keiko Fujimori.