Montevideo. El presidente electo de Uruguay, José Mujica, prepara una gira por algunos países latinoamericanos que le permita estrechar las relaciones políticas y comerciales con sus vecinos una vez asuma el poder, dijo este jueves el futuro canciller, Luis Almagro.

Mujica había comentado que si su agenda lo permitía pensaba acompañar al actual mandatario, Tabaré Vázquez, a la cumbre del Grupo de Río, en México, el 22 y 23 de febrero, sin embargo esa posibilidad fue luego descartada por el canciller designado.

Según Almagro, luego de su asunción el 1 de marzo, Mujica visitaría Bolivia, Brasil y Argentina, y asistiría a la asunción de Sebastián Piñera como presidente de Chile.

Uruguay integra el bloque comercial Mercosur junto con Argentina, Brasil y Paraguay, con Bolivia y Chile como asociados, y Venezuela en proceso de incorporación.

"Debemos trabajar ahora un poco más la parte política, y el acercamiento político, eso es siempre lo que resuelve los temas", dijo Almagro a periodistas extranjeros.

Hay que "seguir profundizando la relación con Brasil, es un socio indispensable y esencial para Uruguay, (y) hacer crecer nuestra relación con Argentina. En este momento estamos exportando a Argentina la mitad de lo que yo estimo que deberíamos exportar", comentó el diplomático.

Según los últimos datos de exportaciones, las ventas uruguayas a Brasil subieron 10,5% entre enero y noviembre del 2009, hasta US$997 millones. Los envíos a Argentina cayeron 35% a US$312 millones.

"Si analizamos cualquier relación bilateral en el mundo, siempre la base es la relación política, después sobre esa relación se pueden edificar más cosas", dijo Almagro.

Los intentos por mejorar la relación con Argentina también están vinculados a un conflicto ambiental entre los dos países por la instalación de una planta de celulosa, que derivó en una demanda de Buenos Aires en la Corte Internacional de La Haya.

Asimismo, ambientalistas argentinos bloquean desde hace tres años un paso fronterizo con Uruguay como forma de protesta contra la fábrica.

Almagro dijo que espera poder trabajar en forma conjunta con Argentina sobre el fallo del organismo internacional.

Mujica demostró tener un contacto más fluido con el gobierno del país vecino y visitó algunas veces a la presidenta Cristina Fernández en busca de normalizar la situación durante su gestión.