En su ceremonia de juramentación, el nuevo ministro de justicia peruano, Victor García Toma destacó la labor de su predecesor y manifestó que retomará algunos de los proyectos que se realizaron durante su gestión. 

En tanto, horas antes del cambio de mando, se refirió al indulto que el presidente peruano Alan García le otorgó a José Enrique Crousillat. En este sentido, sostuvo que el Jefe del estado fue “inducido al error”.

Crousillat, de 77, fue condenado  a ocho años de prisión por vender la línea editorial de América Televisión al ex asesor presidencial, Vladimiro Montecinos y hoy, sufre de una multiplicidad de enfermedades de carácter cerebral y cardiovascular. 

“De haberse llevado a cabo una interpretación cabal y correcta de los informes médicos, seguramente el presidente no habría adoptado esa decisión. El presidente es inducido a error por una interpretación equivocada o dolosa de esos hechos”, afirmó el nuevo responsable de la cartera. Agregó además que, estos serán revisados al evidenciarse que José Enrique Crousillat gozaba de buena salud.

También se le consultó sobre el detalle de que en la resolución 056-2010-JUS, que revocó el indulto, se usó el término “dejar sin efecto” en vez de “anular”, lo que dejaría una puerta abierta para que Crousillat acuda al Tribunal Constitucional para recuperar su condición de indultado. García Toma dijo que ambos términos tienen una connotación similar, y que como todas las normas “están sujetas a interpretación”, pero que “la forma que ha sido adoptada el texto es correcta”, según declaraciones reproducidas por El Comercio de Perú. 

Acotó que lo importante es que el indulto ya ha sido revocado. “En consecuencia regresamos a la situación original”, concluyó.