Buenos Aires. El gobierno argentino confirmó que el ex mandatario Néstor Kirchner compró divisas estadounidenses por un total de US$2 millones en octubre de 2008, en una operación cuya legalidad ha sido puesta en duda por la oposición a la presidenta Cristina Fernández.

El jefe de gabinete de Fernández y ex ministro de Kirchner, Aníbal Fernández, y el titular de Economía, Amado Boudou, reconocieron las transacciones, aunque aclararon que se enmarcaron dentro de los marcos legales.

"No fue una compra en negro, fue una compra legal, hecha dentro del marco de lo que la ley indica", señaló Aníbal Fernández, consigna Clarín. "Es una estupidez, porque esto ya fue analizado. Está dentro del marco de la propia declaración jurada que ya se revisó", recalcó.

En la misma línea, Boudou recalcó que "los bienes y movimientos de Néstor Kirchner los conocemos por él. Están en todas sus declaraciones. Habría que buscar a aquellos que no los declaran".

Según Clarín, la estrategia de matrimonio presidencial será argumentar que la compra fue parte de sus operaciones financieras habituales, que sólo  en 2008 le permitió incrementar su patrimonio en 158%.

Explosiva alza patrimonial. Según el diario La Nación, entre 2005 y 2008, el ex presidente argentino registró ganancias por $ 1.681.903 gracias a las operaciones de compra de divisas.

El medio cita informes que el matrimonio presidencial presentó ante la justicia en el marco de las investigaciones en su contra por presunto enriquecimiento ilícito, las cuales fueron cerradas, una de ellas en 2005 y la otra en 2009.

Aunque según distintos abogados citados por los medios argentinos la compra sería legal, algunos personeros opositores apuntan a que el ex gobernante pudo haberse visto beneficiado con información privilegiada.  Otros apuntan al aspecto moral: que un ex presidente y marido de la mandataria en ejercicio no confíe en la moneda local.

En ese contexto, la oposición argentina, agrupada en la Coalición Cívica, se encuentra diseñando estrategias legales para conseguir que Cristina Fernández y Néstor Kirchner expliquen judicialmente la compra de esas divisas.

El objetivo de la eventual denuncia es que la justicia vuelva a investigar el crecimiento de la fortuna personal de los Kirchner y determine si eventualmente hubo enriquecimiento ilícito.

"Estamos ante hechos nuevos y ante un delito nuevo, lo que daría elementos suficientes para iniciar una nueva investigación", afirmó el diputado Juan Carlos Morán.

Lea además:

Kirchner habría comprado US$2 millones durante crisis