Buenos Aires. El gobierno argentino sufrió un nuevo revés judicial, luego de que un tribunal suspendiera un plan que obligaba a cobrar un precio único para todos los consumidores de papel de diario.

La decisión del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, de obligar al mayor proveedor de papel para diario del país, Papel Prensa, a cobrar un precio único para todos los clientes, independientemente del nivel de consumo, "resulta probablemente inconstitucional", señaló el juez federal Ernesto Marinelli en la resolución.

Papel Prensa abastece a algunos de los diarios más grandes, y también más pequeños, del país.

El Grupo Clarín, con 49%, es el principal accionista de Papel Prensa, en la que también poseen participaciones el centenario diario La Nación y el Estado.

Desde 2008, el gobierno mantiene un enfrentamiento con Clarín, uno de los mayores grupos de medios de habla hispana, al que acusa de tener una cobertura sesgada.