Santiago de Chile, EFE. El canciller chileno, Alfredo Moreno, consideró este jueves que las autoridades bolivianas tienen un discurso "cambiante" y contradictorio al sugerir ahora que podrían llegar a un acuerdo sobre su demanda marítima en caso de que Michelle Bachelet regresara al poder.

El agente boliviano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, dijo el pasado lunes que espera que "Bolivia y Chile retomen el camino del entendimiento en la eventualidad que Bachelet gane las presidenciales de noviembre en Chile".

"Las declaraciones de las personas que representan a Bolivia son extraordinariamente cambiantes. Han dicho eso y han dicho lo contrario", señaló hoy Alfredo Moreno a preguntas de los periodistas en Santiago.

"Han señalado por ejemplo en otras oportunidades que durante el Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010) fueron simplemente conversaciones que no se concretaban en nada", añadió el jefe de la diplomacia chilena.

Aunque ambos países carecen de relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde 1978, Bachelet y el presidente boliviano, Evo Morales, fijaron en 2006 una agenda de trece puntos que incluía la aspiración de Bolivia de obtener una salida al mar, perdida en la Guerra del Pacífico (1879-1883) contra Chile.

Esa agenda, que no tuvo ningún resultado concreto, se mantuvo tras la llegada a La Moneda de Sebastián Piñera, en marzo de 2010, pero justo un año después Morales anunció su intención de acudir a instancias internacionales para obtener un acceso soberano al mar, lo que supuso la congelación del diálogo bilateral.

Finalmente el gobierno de Morales presentó su demanda el pasado 24 de abril ante la CIJ, a la que pidió que obligue a Chile a negociar con Bolivia una salida al mar con soberanía.

Bolivia considera que, en distintas conversaciones bilaterales mantenidas en el último siglo, Chile asumió compromisos para dar solución a su demanda.

Bachelet opta ahora a un segundo mandato en La Moneda y en las encuestas aparece como favorita para ganar las elecciones presidenciales de noviembre.

En mayo, la ex mandataria respaldó la gestión del Gobierno de Sebastián Piñera ante la demanda boliviana y subrayó que "la cesión de soberanía nunca ha estado en discusión". "Aquí hay una sola postura país y nosotros la apoyamos plenamente", subrayó entonces.

El canciller remarcó hoy que la política exterior se trata como un asunto de Estado. "En general no hay dos opiniones y si hay algo que fortalece a nuestro país es que siempre en estas materias operamos plenamente unidos", recalcó.

Moreno señaló que Bolivia va a tener que "sostener que Chile en algún momento tomó un compromiso de entregarle una salida soberana al mar. En este caso tendrían que probar algo que no conocen ni los propios bolivianos ni tampoco los chilenos".

"No se conoce ninguno de esos compromisos", insistió.