El Gobierno colombiano aceptó este lunes un diálogo directo con los líderes de la protesta nacional a los que les pidió suspender la tercera huelga convocada para este miércoles contra la política económica y social del presidente, Iván Duque.

Desde el 21 de noviembre miles de colombianos se congregan a diario en las calles de las principales ciudades del país para manifestarse en contra de las políticas económicas y sociales de Duque.

"Le planteamos al Comité Nacional del Paro que el Gobierno y el presidente Duque tienen la disposición de diálogo sin ultimátum, sin presiones y por el bien de Colombia", dijo a los periodistas el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Diego Molano.

Molano agregó que en el Gobierno están "dispuestos y listos a sentarnos con ellos, esta tarde o mañana para discutir" la agenda de trece puntos planteada por las centrales obreras y movimientos sindicales promotores de las protestas que comenzaron el pasado 21 de noviembre.

El Comité Nacional de Paro ha exigido desde un inicio un diálogo "directo, democrático y eficaz" con el Gobierno, pero hasta ahora Duque había insistido en que ese contacto debería darse como parte de la "Conversación Nacional" que él convocó con distintos sectores políticos, económicos y sociales del país para discutir diversos temas.

Nuevo paro nacional en Colombia. El Comité Nacional de Paro ha exigido desde un inicio un diálogo "directo, democrático y eficaz" con el Gobierno, pero hasta ahora Duque había insistido en que ese contacto debería darse como parte de la "Conversación Nacional" que él convocó con distintos sectores políticos, económicos y sociales del país para discutir diversos temas.

Por esa razón, Molano dijo que el Gobierno planteó a los líderes de las protestas "que de forma novedosa" abordaran "una mesa paralela a la Conversación Nacional" para tratar exclusivamente las demandas del movimiento sindical y social.

Sobre la respuesta de la contraparte, Molano, que coordina la "Conversación Nacional", manifestó que "ellos dijeron que iban a revisar, que iban a analizar" el planteamiento del Gobierno.

"Estamos nosotros dispuestos a sentarnos hoy, mañana, en un sitio que acordemos conjuntamente para definir cómo se trabaja en esa mesa paralela de diálogo, también dentro del marco de la Conversación Nacional y también para discutir esos 13 temas que ellos han señalado", añadió.

Pastrana recomienda a Duque que no se deje chantajear. Por otra parte, el expresidente colombiano Andrés Pastrana (1998-2002) recomendó Iván Duque que no ceda al "chantaje" de los líderes de las protestas. "No se deje intimidar, señor presidente de la república de Colombia, por la extorsión y el chantaje de los que quieren darle un zarpazo a lo que el pueblo colombiano les negó repetidamente en las urnas", dice Pastrana en una carta publicada en sus redes sociales.

Pastrana critica a los líderes de las protestas por no incluir en su agenda asuntos como el narcotráfico y la erradicación de los cultivos ilícitos, a los que considera "germen de la violencia y la corrupción, el mayor y más grave de los males que padece Colombia".

"El narcotráfico está presente en la violencia contra líderes sociales, en la corrupción de la política y la sociedad, en la destrucción masiva del medioambiente, en la crisis de la salud y de la familia por la epidémica drogadicción de los jóvenes y sus trágicas consecuencias", dice la misiva de Pastrana a Duque.

Los sindicatos rechazan enfáticamente las reformas laboral, tributaria y del régimen de pensiones que aseguran prepara el Gobierno, así como un plan de privatizaciones y la falta de compromiso con el acuerdo de paz con las FARC, entre otras causas.

También critican la propuesta de "Conversación Nacional" a la que convocó Duque la semana pasada porque consideran que no cumple con los requisitos de ser un diálogo "incluyente, democrático y eficaz".