El gobierno colombiano desechó la propuesta del congreso de congelar los precios de los combustibles para empezar un proceso de negociación con los camioneros.

El ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, dijo que es muy difícil pasar a bajar los precios de los combustibles por los costos para el Estado.

"Un tema fiscal de ese tamaño es muy difícil porque bajar precios de esa manera, es realmente muy costoso", sostuvo.

Segun él, esa iniciativa valdría muchos billones de pesos para el Estado, condición a la cual no se puede incurrir.

Sin embargo, admitió que hay mucha volatilidad en el precio del ACMP con el cual operan los camioneros.

"Lo que estamos mirando con el precio del ACPM es buscar una fórmula que no implique volatilidad y que los precios no bajen ni suban fuertemente", aseguró.

El presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, propuso el martes la congelación de los precios de los combustibles en aras de buscarle salidas al paro camionero.

Según él, esta puede ser una buena alternativa para comenzar a bajar el impacto que tiene el alto precio de los combustibles en todo el país, punto principal de la protesta de los camioneros.

“La congelación de los precios hasta terminar el presente año puede ser una buena alternativa para comenzar a bajar el impacto que tiene el combustible en muchos sectores", señaló.