El gobierno colombiano reiteró que llevará a la justicia a quienes causen desórdenes o bloqueo de carreteras durante la huelga de sectores agrarios que comienza este lunes, informó el Ministerio del Interior.

"Quienes intenten perturbar el orden público o promuevan acciones violentas durante el paro serán judicializados", señaló un comunicado emitido por el ministerio.

El texto recuerda que la ley prevé prisión y multas para quien obstaculice de "de manera temporal o permanente, selectiva o general, las vías o la infraestructura de transporte de tal manera que atente contra la vida humana, la salud pública, la seguridad alimentaria, el medio ambiente o el derecho al trabajo".

En los últimos días el gobierno ha repetido que aunque respeta la protesta de algunos productores agropecuarios y otros gremios convocada para mañana, no tolerará bloqueos en las carreteras, como ocurrió durante las recientes protestas de campesinos de la región del Catatumbo (noreste) y con la huelga de mineros en varios puntos del país.

"El Gobierno Nacional respeta y garantiza la protesta social. Así mismo, ratifica su voluntad de diálogo y concertación, como principal mecanismo para buscar soluciones a la situación que enfrentan los sectores que convocan al paro", añade el comunicado del Ministerio del Interior.

De la misma forma, "rechaza de manera absoluta cualquier forma de violencia, vías de hecho o bloqueos que impidan el desarrollo pacífico de la movilización y atenten contra los derechos de todos los colombianos".

La Policía anunció que cerca de 12.000 miembros de esa institución se encargarán de vigilar las carreteras del país para evitar alteraciones del orden público y garantizar la libre circulación de vehículos y personas que regresan a sus ciudades por un puente festivo.