Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno colombiano en el proceso de paz que se adelanta con la guerrilla de las FARC, anunció este sábado que por orden del presidente Juan Manuel Santos regresarán a Cuba este domingo para retomar negociaciones.

El pronunciamiento lo hizo al finalizar una reunión con el mandatario y los demás miembros del equipo negociador quienes analizaron los avances del proceso así como los alcances del último pronunciamiento de los voceros de la guerrilla en el cual informaban que suspendían los diálogos.

El grupo rebelde señaló que la razón para esta suspensión era la necesidad de tiempo para estudiar el proyecto de ley sobre referendo para la paz con el que el Gobierno espera que los colombianos tengan la última palabra frente a los acuerdos que se firmen en La Habana.

Como reacción a este anuncio, el presidente Santos advirtió que no eran las FARC las que decidían los tiempos del proceso y sus suspensiones por lo que ordenó a parte del equipo negociador del Gobierno regresar el país para estudiar la situación.

De esta forma el presidente recibió en Palacio de Nariño a de La Calle, al ex director de la Policía General Oscar Naranjo y el empresario Luis Carlos Villegas quienes hacen parte de la delegación.

Entre tanto, el resto de la comisión conformada por el general (r) del Ejército Jorge Enrique Mora, el políticos Frank Pearl y el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo permanecieron en La Habana para reunirse con representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Al mismo tiempo las FARC se pronunciaron nuevamente desde La Habana asegurando que se encontraban listos para retomar los diálogos de paz el próximo lunes.

De la Calle explicó al terminar la reunión en Bogotá que se ha podido constatar que los miembros de las FARC están dispuestos a retomar los diálogos el lunes y lo mismo hará el Gobierno por el bien del futuro del proceso.

"Hechas estas consideraciones, regresaremos a La Habana para continuar con el designio y la instrucción del señor presidente para continuar con las negociaciones", afirmó.

Las conversaciones de paz entre el grupo guerrillero y el Gobierno se iniciaron oficialmente el 4 de septiembre en Oslo, Noruega, con el objetivo de ponerle fin a medio siglo de conflicto armado interno en el país suramericano.

Venezuela y Chile han actuado como países garantes del proceso en el que ya se ha concluido uno de los cinco acuerdos, el del manejo del tema agrario.

En el actual ciclo de las conversaciones los negociadores abordan el tema de la participación política de la guerrilla en un eventual postconflicto.