San José, Xinhua.  El Consejo Presidencial de Seguridad Ciudadana del gobierno de Costa Rica hizo este jueves un llamado a la Asamblea Legislativa para que apruebe las reformas legales necesarias para mejorar el combate al crimen organizado en diferentes ámbitos.

Una de las principales preocupaciones del gobierno costarricense es la aprobación de una ley que regule la donación de órganos humanos, y que permita combatir su tráfico y la trata de personas.

El miércoles las autoridades costarricenses iniciaron una serie de investigaciones para desarticular una presunta red de tráfico de órganos y trata de personas, que llevó a la detención de un médico y una oficial de policía.

El ministro de Seguridad, Mario Zamora recordó que el país cuenta ya con una Ley de Trata de Personas aprobada, que sirve como primer paso para sancionar a quienes realicen esta práctica médica ilegal.

"Esta administración se ha enfocado no solo en los delitos clásicos de la criminalidad organizada, sino también en los nuevos fenómenos criminales, entre ellos el tráfico de órganos" , afirmó el ministro.

Otra de las leyes que urge al gobierno costarricense es la Ley de Extinción de Dominio, que castiga aquellos capitales que ingresan al país de forma ilegal.

El ministro destacó que el énfasis puesto por la administración de la presidenta Chinchilla en la seguridad ciudadana se ha reflejado en una baja en las estadísticas de criminalidad, que ya no es la principal preocupación de los costarricenses según las encuestas.