México, EFE. México debe mantenerse en la ruta de la despenalización de la marihuana y no ir a la "legalización", pues se corre el riesgo de que el consumo de esta droga se incremente, afirmó este martes el subsecretario de Gobernación Roberto Campa.

"Es importante dejar claro que no es lo mismo despenalizar que legalizar: despenalizar implica un beneficio para quien consume, para el adicto, no para quien ofrece, para el que trafica.

En cambio, añadió, "legalizar implica una decisión que resuelve de manera completa este problema para toda la cadena".

El subsecretario para Prevención y Participación Ciudadana opinó que de darse un debate sobre la legalización de la marihuana en México deben tomarse en cuenta los niveles de consumo porque "ello puede afectar a muchas personas".

"En México los niveles de consumo siguen siendo relativamente bajos. El peligro de un esquema de legalización en sociedades con niveles de consumo bajos es que incremente el consumo; se trata de un tema muy serio que tiene que analizarse de manera muy profunda", abundó.

Al término de su comparecencia ante la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Congreso, el subsecretario enfatizó que el Gobierno federal ha expresado la necesidad de que el tema sea abordado en el ámbito internacional.

En medio de un creciente debate en México sobre la legalización del consumo y venta de la marihuana, recordó que en este país se optó por un modelo de la despenalización pues a su consideración "está demostrado que la legalización de la marihuana no garantiza disminuir la violencia".

Aclaró que el gobierno mexicano se seguirá enfrentando el problema de las adicciones desde la perspectiva de la salud pública.

Un sondeo divulgado este martes por la encuestadora Gabinete de Comunicación Estratégica indicó que 49,6 % los mexicanos están en contra de la legalización de la marihuana en el país, mientras sólo 13,4 % respaldan esa medida.

En el caso de que México despenalizara la venta de marihuana, el 59% opinó que una decisión así perjudicaría al país, mientras que 29,9% estimó que lo beneficiaría.

Varias figuras públicas, entre ellos el ex presidente Vicente Fox y ministros de gobiernos anteriores, promueven un debate serio sobre la despenalización de la marihuana, convencidos de que esa medida contribuirá a reducir la violencia en el país pues mermaría las ganancias de las organizaciones criminales.

En este país ya es legal poseer hasta cinco gramos de marihuana para consumo personal.