Caracas. La confirmación de que los negociadores del gobierno de Venezuela y su oposición política se reunirán, por primera vez en más de un año, se espera el jueves por parte de Noruega, país que ha servido de facilitador entre las partes para buscar una salida a la dilatada crisis política de la nación sudamericana, dijeron tres fuentes con conocimiento del tema.

Otras dos fuentes indicaron que también se espera que el jueves Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional dominada por el oficialismo y jefe de la delegación del gobierno en la mesa, anuncie el inicio de conversaciones con los opositores en México, país que sirve de anfitrión a los diálogos.

Las conversaciones, que allanan el camino para aliviar las sanciones petroleras de Washington a la nación miembro de la OPEP y buscar soluciones a la crisis política, fueron suspendidas en octubre de 2021 por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro, molesto por la extradición a Estados Unidos de un empresario muy cercano a su administración.

En los diálogos, además de las sanciones, se abarcarían las elecciones presidenciales, el estatus de cientos de presos políticos, y un "acuerdo social" para brindar ayuda humanitaria y con el que se buscarían usar US$ 3.000 millones mediante un fondo administrado por Naciones Unidas.

La reanudación de las negociaciones se ha retrasado repetidamente por desacuerdos sobre los términos, especialmente los relacionados con las elecciones, así cómo el origen de los fondos para el plan social, según dos de las fuentes.

Estados Unidos además prepara una licencia ampliada para las operaciones de la petrolera Chevron en Venezuela si se realiza el encuentro entre el Gobierno venezolano y la oposición, según tres de las fuentes.

Se espera que Chevron, la compañía petrolera más grande de Estados Unidos, obtenga tan pronto como el sábado la aprobación de Washington para expandir sus operaciones en Venezuela. La aprobación le permitiría producir y exportar crudo, agregó una fuente.