Madrid. El gobierno español no retirará un plan para retrasar la edad de jubilación, pese a las amenazas de huelgas por parte de los sindicatos, dijo el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en una entrevista publicada este lunes.

"El gobierno ha enviado una propuesta sobre pensiones al Congreso de los Diputados y no la va a retirar. Con manifestaciones o sin ellas", dijo Corbacho en una entrevista con el diario El Mundo.

Por otra parte, el diario Público mostró que 49% de los españoles apoyaría una huelga general contra el plan del gobierno para subir la edad de jubilación a los 67 años desde los 65 actuales.

Los sindicatos protagonizarán manifestaciones a finales de mes, poniendo fin a las relaciones más o menos amistosas con el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

El gobierno socialista había logrado mantener a los sindicatos de su lado durante la crisis económica, incluso cuando el desempleo se duplicó hasta casi 20%, mediante la promesa de no acceder a las demandas de los empresarios de abaratar el costo de los despidos y la contratación.

Corbacho dijo a El Mundo que espera que los sindicatos y los empresarios lleguen a un acuerdo para una reforma laboral que promueva que las empresas contraten más trabajadores con contratos indefinidos en lugar de temporales.

"Todos deberíamos hacer un esfuerzo para que antes de tres meses hayamos conseguido un acuerdo sobre reforma laboral", sostuvo.

El gobierno propuso incentivos fiscales para los contratos indefinidos y mayores cargas para la seguridad social en contratos temporales menos estables.

"En enero se firmaron 1.500.000 contratos y apenas 9% eran fijos", dijo Corbacho.

La encuesta de Público se basó en consultas a 800 personas entre el 1 y el 3 de febrero.