El secretario (ministro) mexicano de Gobierno (Interior), Miguel Angel Osorio Chong, afirmó este viernes que la recién aprobada reforma educativa "no tiene marcha atrás", ya que -dijo- los beneficios que obtendrán los niños en su educación no se cancelarán.

"Esta reforma es producto de una gran exigencia y consensos nacionales y de la imperiosa necesidad de dar las herramientas a los niños para enfrentar los desafíos que como personas y como país tenemos hacia delante", afirmó el ministro en rueda de prensa.

La Policía mexicana desalojó este viernes a los maestros que se mantenían desde hace un mes en la plaza principal de Ciudad de México como parte de sus protestas contra la reforma educativa impulsada por el Gobierno.

"Nuestro país tiene ya reforma educativa, la primera gran transformación del México del siglo XXI", declaró el funcionario.

Asimismo, indicó que luego de varias reuniones con los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no se ha tenido respuesta acerca de los planteamientos que el Gobierno mexicano ha propuesto al magisterio.

"En estas reuniones hemos entregado una minuta en la que en su contenido establecimos apoyos para el fortalecimiento en la infraestructura y preparación de los maestros y también de las escuelas de sus lugares de origen", explicó.

Finalmente, Osorio Chong sostuvo que tras la aprobación de esta reforma se seguirán generando resistencias en la misma medida en la que se afecten los privilegios que impiden el crecimiento y el bienestar de la mayoría.

"El proceso de reformas en el que estamos inmersos dará beneficios a la mayoría de los ciudadanos, fortalece las instituciones y sienta las bases para un mejor futuro para todos los mexicanos", agregó.