El gobierno peruano presentó su última propuesta de reajuste salarial a los médicos en huelga desde hace 28 días y confía en que este martes (ayer) se levante la medida de protesta, después de la asamblea que convocará ese gremio para analizar la contraoferta.

El jefe de la Oficina de Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros, Vladimiro Huaroc, dijo a los periodistas, después de la reunión con los representantes de la Federación Médica Peruana, que los montos de alzas salariales propuestos inicialmente por el Gobierno han sido "ampliamente superados".

"Las demandas económicas (para cubrir la propuesta) van a ser mayores, no solamente en incrementos salariales en Lima sino también en las zonas declaradas en emergencia", en varias regiones del país, agregó Huaroc.

El representante añadió que tenía plena confianza con los acuerdos alcanzados y en que "mañana la asamblea de médicos acordará el levantamiento de esta medida de fuerza", acatada por unos 15.000 médicos a nivel nacional.

A su turno, el viceministro de Salud, José del Carmen, declaró que "el gremio médico ha entendido que el espíritu de la reforma va más allá de la escala de sueldos para favorecer a los que menos han estado recibiendo".

En la reunión "se ha planteado la propuesta final del Ejecutivo", con mejoras económicas "que responden al tipo de servicio que brindan, si están en zonas alejadas o brindan una función especializada, indicó Del Carmen.

El presidente de la Federación Médica Peruana, César Palomino, dijo a la prensa, tras la reunión de varias horas, que la contraoferta recibida se está "acercando" a las propuestas de incrementos de sueldos que hicieron el año pasado.

La propuesta gubernamental, que no fue detallada, va a ser consultada a las bases de la federación en una asamblea nacional de delegados convocada para mañana, indicó Palomino.

El dirigente gremial agradeció la disposición al diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros y recordó en que ambas partes acordaron en que se mejoren las condiciones de salud para los pacientes.

Alrededor de 15.000 médicos que trabajan en los hospitales del ministerio de salud acatan una huelga indefinida a nivel nacional, a la cual se sumaron por 48 horas los galenos del seguro social que ascienden a 9.000 profesionales.

Las principales demandas de los huelguistas están referidas a incrementos salariales, mejores condiciones de trabajo, nombramientos oficiales en sus cargos y una reforma integral del sistema sanitario.