Arequipa, Andina. El presidente de la República, Ollanta Humala, afirmó que el gobierno trabaja para que las obras de infraestructura no se detengan a pesar de la caída en la recaudación del sector minero debido al contexto internacional, lo que implica la baja en el canon obtenido por este concepto.

En declaraciones efectuadas en la ciudad de Arequipa, que celebra su 473 aniversario, recalcó que este es un tema de preocupación para su administración.

"Lo que se debe de hacer es utilizar los saldos de balance que, en el caso de Arequipa es de más de 500 millones de soles, es lo que se tiene que usar, pero además hemos enviado técnicos del Ministerio de Economía para ver la ejecución de proyectos y ver cómo acompañamos a los alcaldes y al gobierno regional a fin de que las obras no se detengan", refirió.

El jefe de Estado manifestó que esto se debe hacer "con responsabilidad", porque así como este problema de la baja del canon minero afecta a Arequipa, hay doce regiones que no cuentan con este beneficio.

"Lo que tenemos que hacer es que las obras no se detengan, la caída del canon minero no tiene que ver con las acciones de gobierno, es un tema internacional, que nos ha afectado a nosotros (el gobierno)", explicó tras participar en la inauguración de una planta de durmientes a favor de red ferroviaria del país, en compañía de los ministros de Vivienda y Transportes, René Cornejo y Carlos Paredes, respectivamente.

El presidente Ollanta Humala dijo que el fondo obtenido por el canon minero "es independiente y autónomo" y que, cuando los gobiernos regionales no lo utilizan, este dinero permanece en sus cuentas corrientes.

"Nosotros (el gobierno) no tenemos arte ni parte (en este tema), creo que esto nos ha afectado a todos, el gobierno ha dejado de recaudar más de 3 mil millones de soles, producto de la baja recaudación del sector minero. Los primeros damnificados somos nosotros", aclaró.

Asimismo, recordó que "en buena hora" el año pasado se hizo una reforma tributaria que permitió incrementar en 30% la base de contribuyentes, "para paliar este problema".

En otro momento, destacó el avance "a paso firme" de las inversiones nacionales y extranjeras, con la finalidad de apoyar las políticas sociales, becas de estudio y modernización del país.

"En el último año hemos generado 800 mil empleos y esta obra (que inauguró en Arequipa) generará más", remarcó.

De igual modo, resaltó que se viene consolidando el fenómeno de la clase media, la que merece servicios de calidad, por lo que el Estado está en el desafío de proveerlos.

En otro momento, comentó que las inversiones como las desarrolladas en Arequipa y en diferentes puntos del país, demuestran que el crecimiento del país "no lo lidera Lima, sino también las regiones del norte y el sur".

"Queremos hacer un país más competitivo, competir con los vecinos, por llegar a diferentes mercados, que el Perú no sea un país conocido por sus monumentos históricos, sino por el crecimiento y desarrollo, que permiten llegar más inversiones al país", anotó.