San Salvador, EFE. El ministerio de Salud de El Salvador dijo este viernes que no descarta "ningún procedimiento" y que "no hay impedimento alguno" para aplicar la "medida idónea" en el caso de "Beatriz", la joven a quien la Corte IDH amparó después de que el Tribunal Supremo salvadoreño rechazase su solicitud de aborto.

"Reafirmamos nuestro compromiso de seguir brindando el tratamiento oportuno, a fin de prevenir riesgos a la vida de la señora B.C., sin descartar ningún procedimiento que la ciencia médica y la evidencia científica establezcan que es idóneo para preservar la vida" de ella y "hasta donde sea posible la de su hijo en gestación", subrayó un comunicado del ministerio.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), con sede en Costa Rica, dictó el miércoles medidas provisionales a favor de "Beatriz", el nombre ficticio dado a la joven, y pidió al Estado salvadoreño que lo autorice.

La Corte IDH se pronunció después de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador denegara el martes la petición de aborto de la joven, de 22 años, que el 11 de abril presentó un recurso de amparo ante ese tribunal.

"Beatriz" argumentó que padece lupus y una enfermedad renal y que su bebé, además, carece de cerebro (anencefalia).

El ministerio de Salud afirmó en su comunicado que el fallo del Supremo "reconoce que las autoridades del Hospital Nacional de Maternidad le proporcionaron a la señora B.C. el tratamiento que, en el marco de la legislación vigente, está destinado a la tutela de sus derechos a la salud y a la vida".

"El equipo médico que atiende" a la joven en el estatal Hospital de Maternidad "ha sido declarado en estado de emergencia", para que, en consonancia con lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Suprema de Justicia de El Salvador "estén prestos" a brindarle "la intervención médica que se requiera y que resulte oportuna", enfatizó el Ministerio de Salud.

En consonancia con "la línea argumentativa de la Sala de lo Constitucional", la institución sanitaria "reafirma que para estos casos los especialistas en el campo de la medicina son los únicos con el conocimiento y la experiencia necesarios para determinar, según las circunstancias que acontecen en cada caso concreto, la medida idónea" a aplicar.

Añadió que, por ello, "no hay impedimento alguno para que los médicos del Hospital de Maternidad realicen los procedimientos necesarios para preservar la vida de la señora B.C., y hasta donde sea posible la de su hijo en gestación, dadas las condiciones de anencefalia de este último, circunstancia incompatible con la vida extrauterina".

La ministra salvadoreña de Salud, María Isabel Rodríguez, dijo el jueves que "Beatriz" puede ser sometida a un "parto inducido", pues ya no puede hablarse de "aborto", porque ya superó las 20 semanas de embarazo.

El ministerio de Salud afirmó en su comunicado que el fallo del Supremo "reconoce que las autoridades del Hospital Nacional de Maternidad le proporcionaron a la señora B.C. el tratamiento que, en el marco de la legislación vigente, está destinado a la tutela de sus derechos a la salud y a la vida".

Destacó "el trabajo ético y profesional" de los médicos que atienden a la joven, "quienes han empeñado sus mejores esfuerzos con el fin de garantizar la vida de la señora B.C"., y les expresó su "total respaldo institucional".